Citroën Ami VS Renault Twizy: ¿cuál es el biplaza eléctrico más destacable?

Citroën Ami VS Renault Twizy: ¿cuál es el biplaza eléctrico más destacable?

Diseñados para terreno urbano, Citroën Ami y Renault Twizy son dos vehículos que, pese a su espaciado lanzamiento —2020 y 2011, respectivamente— dan mucho de lo que hablar. En ambos casos, coches eléctricos de última generación cuya funcionalidad y rendimiento son sumamente parecidos. Pero que, sin embargo, esconden pequeñas diferencias que deberemos tener en cuenta a la hora de elegir. 

El futuro del vehículo es eléctrico

La innovación en la industria de la automoción obedece siempre a los criterios, así como también a los escenarios, que son preferencia de su usuario final. En ese sentido, y en el contexto de un mundo que exige más sostenibilidad, los coches eléctricos han evolucionado de manera que se adapten a todos los terrenos y conductores. Dado que, pese al largo camino recorrido, los automóviles eléctricos se encuentran todavía en fase de desarrollo, la zona urbana es uno de sus primeros terrenos de implementación. Evitando largos recorridos y dando a luz nuevos modelos que, sin duda, están empezando a sentar las bases de los vehículos del futuro próximo.

Entre los que más revuelo han causado, encontramos grandes apuestas como el actual Citroën Ami, cuya promoción se adelantó a la reacción del público describiéndolo de formas realmente divertidas, o el Renault Twizy, de mayor antigüedad, pero igual impacto entre los conductores. Dos vehículos eléctricos de última generación entre los que, para algunos, es difícil escoger. En especial, dado que, más allá de su diseño, hay que tener en cuenta múltiples factores según nuestras necesidades. Aunque, por lo general, se trata de dos coches eléctricos ideales para moverse en ciudad. Así que, ¿en qué debemos fijarnos para elegir entre Ami y Twizy?

Lo más importante: consumo y funcionalidad

En primer lugar, cabe remarcar que tanto Citroën Ami como Renault Twizy son vehículos que alcanzan los 45km/h. Una velocidad suficiente para entorno urbano y que, por ello, aproximadamente sitúa su autonomía eléctrica de 75km y 100km, respectivamente, aunque existe otro modelo Twizy de recorrido más reducido dada su mayor velocidad de 80km/h. Además, con unas potencias de 8CV en Citroën Ami y de entre 5 o 17CV en Renault Twizy, también en función de su velocidad. Por fortuna, ambos modelos tienen un tiempo de carga de entre 3 y 3’5 horas. Lo que resulta perfecto para dejar el vehículo cargando durante un tiempo relativamente breve.

Respecto a su practicidad, sus pequeñas dimensiones facilitan la movilidad en ciudad, contando con una longitud de poco más de dos metros, y unas anchura y altura de entre 1’3m y 1’4m. En ambos casos, biplazas de dos puertas cuyo peso máximo de carga es mayor en Citroën Ami —con 229kg de carga y un peso total de 471kg— que en Renault Twizy —un vehículo de mayor peso, 670kg, pero de menor admisión de carga con 115kg. Una diferencia que, pese a sus similares dimensiones, también se traduce en sus maleteros. Con una capacidad de 31l y 63l para Renault Twizy y Citroën Ami, respectivamente.

Entonces, ¿cuál escoger?

En todo caso, cabe mencionar que ambos tipos de coche eléctrico están destinados a un entorno urbano, de escasa o nula peligrosidad y, por ello, para conductores sin carnet B1. No obstante, ambos modelos son más seguros que una moto, dado que, además de no exponer al conductor a un impacto y a pesar de que carecen de frenos antibloqueo (ABS) y dirección asistida, es suficiente el cinturón de seguridad y la existencia de airbag —aunque Citroën Ami tampoco cuenta con este sistema. Aunque sí es destacable que Citroën Ami es más cómodo que Renault Twizy. Especialmente, ya que en éste último el copiloto debe hacer acrobacias para acceder al asiento.

Con todo, si bien su diseño puede repeler a los conductores más clásicos, la realidad es que se trata de un primer tanteo al coche eléctrico del futuro. He de ahí que su apariencia sea tan moderna, caracterizada por las características curvaturas de Twizy y, por otra parte, el diseño compacto de Ami. Asimismo, existen grandes diferencias en cuanto a su precio. Mientras que el precio de Citroën Ami ronda los 7.200€, realmente asequible para cualquier conductor que apueste por un vehículo eléctrico urbano, el precio de Renault Twizy supera los 11.000€. Concretamente, 11.200€ para el modelo de 45km/h y 11.720€ para su velocidad máxima de 80km/h hasta el momento.

No hay duda de que ambos vehículos tienen, como todos, sus pros y contras. Una correlación donde toma mayor fuerza su precio, ya que, dadas sus prestaciones, Ami sale más a cuenta que Twizy. Sin embargo, se trata de dos vehículos altamente útiles y funcionales para ciudad, aunque muy limitados si nuestra intención es la de recorrer largas distancias. En todo caso, la decisión siempre queda en manos del conductor, a sabiendas de que la revolución eléctrica sólo acaba de empezar y que, en cierto modo, el modelo de Citroën es ya un paso gigante en el sector. Aunque, por ahora, tanto Ami como Twizy lideran entre los pequeños vehículos del incipiente mercado eléctrico.

Acerca del autor

Alberto Castro

Ver todos los artículos