Refractarios: aplicaciones y usos

Refractarios: aplicaciones y usos

La industria proporciona soluciones para todo tipo de aplicaciones, tanto constructivas como de desarrollo. Los materiales refractarios tienen una importancia vital tanto en estos como en otros sectores productivos.

Dependiendo de a quien se le pregunte, el término refractario puede traer a la mente un sinfín de elementos. Desde un simple ladrillo para chimeneas hasta la superficie con la que se protege un transbordador espacial, la cantidad de materiales de los que se encarga la industria de los refractarios es inmensa.

En Teide Refractories quieren explicar algunas de las aplicaciones para las que se emplean soluciones refractarias gracias a sus propiedades.

Propiedades de los materiales refractarios

La propiedad más destacada de los refractarios es su alta capacidad para soportar temperaturas elevadas sin ver alterada su composición. También son resistentes a agentes corrosivos como los químicos o los gases.

Otra de las propiedades de estos materiales es que tienen una baja conductividad, lo que unido a su resistencia al calor los convierten en excelentes aislantes.

¿De qué están hechos los refractarios?

Los materiales que se emplean para fabricar refractarios son muy diversos, y pueden ser tanto elementos naturales como compuestos sintéticos desarrollados para aumentar sus capacidades. La naturaleza de estos suele ser mineral, aunque lo normal es que no sean compuestos metálicos. Algunos de los habituales son sílice, cuarzo o dolomita, pero hay muchos más.

Uso de los refractarios

Aunque no lo parezca, los materiales refractarios están muy presentes en nuestras vidas, y no solo en la industria. Por poner un ejemplo, en una chimenea o una barbacoa de ladrillos se están usando componentes refractarios, ya que los materiales para construirlas deben resistir cientos de grados cuando están en uso.

Este principio se traslada a hornos de fundición, moldes y superficies que estarán en contacto con altísimas temperaturas, y que de otro modo no serían capaces de mantener sus propiedades. Los materiales refractarios actúan como elementos constructivos y de protección, optimizando los recursos y alargando la vida útil de las instalaciones.

También tienen un uso en plantas incineradoras, donde es evidente que las temperaturas que se alcanzan requieren materiales capaces de soportar el calor intenso y continuado.

Lo cierto es que la industria requiere materiales capaces de soportar las condiciones más extremas. Y ahí es donde entran en juego los refractarios.

Teide Refractories, soluciones para todas las necesidades

Con un importante capital humano, orientado a ofrecer las mejores soluciones para cada sector, Teide Refractories cuenta con una amplia experiencia en el desarrollo y fabricación de productos refractarios. Su esfuerzo los ha convertido en líderes en estos materiales, sin dejar de buscar el modo de continuar progresando.

Además de apostar por la calidad, han desarrollado sistemas de producción amables con el medio ambiente, para reducir el impacto y aprovechar al máximo los recursos disponibles. Lo que les ha permitido obtener certificaciones de primer nivel tanto en el sector industrial como de sostenibilidad.

Presentes en más de 25 países, en Teide Refractories suministran materiales duraderos a todo el planeta, para afrontar los desafíos presentes y futuros.

Acerca del autor

Alberto Castro

Ver todos los artículos