Cómo aplicar los mejores cuidados a un enfermo en casa

Cómo aplicar los mejores cuidados a un enfermo en casa

Cómo aplicar los mejores cuidados a un enfermo en casa

Aplicar cuidados a un enfermo en casa tiene sus retos. Para poder superarlos con éxito, una de las cosas más importantes que hay que hacer es adaptar el mobiliario a la situación del enfermo al disponer de una cama articulada y colchón antiescaras para mejorar su calidad de vida y facilitar el trabajo del cuidador.

Tener que cuidar a un familiar enfermo en casa puede ser causa de angustia para muchas personas. Y es que lo primordial en estos casos es ofrecer al enfermo un entorno seguro y especializado donde se encuentre a gusto.

Para conseguir esto, es necesario contar con herramientas y accesorios que facilitan la vida del paciente y también de la persona, o personas, que le están atendiendo.

Y si hay un elemento primordial para dar los mejores cuidados en casa un enfermo, estas son las camas articuladas.

Cuando sabemos que un enfermo va a llegar a nuestra casa, es momento de hacer cambios en los muebles para poder adaptarlos a las necesidades de la persona.

Las camas articuladas son esenciales porque permiten mejorar la calidad de vida de aquellas personas que deben pasar mucho tiempo en la cama sin moverse, además facilitan el trabajo que debe realizar el cuidador.

Camas articuladas y sus beneficios

Las camas articuladas son pare fundamental del mobiliario que mejora la vida de una persona que está enferma.

Cuando el enfermo tiene poca o ninguna movilidad, este tipo de camas le permiten poder dormir de manera cómoda, ayudándole a que pueda colocarse en diferentes posiciones, aliviando el dolor que pueda surgir si se encuentra en la misma posición durante mucho tiempo.

Sobre todo en personas que sufren de enfermedades relacionadas con músculos o articulaciones, poder descansar en una cama articulada les permite reducir el impacto que deben soportar, ya que la presión se reparte de una manera adecuada.

Esto en el caso de los enfermos que deben pasar tiempo en la cama, pero para el cuidador una cama articulada también tienen ventajas, ya que les facilita su trabajo a la hora de darles de comer o de tener que lavarles.

Aunque hay camas manuales, lo general es hacerse con una cama articulada eléctrica que facilita su uso, ya que solo hay que apretar un botón para accionarla.

Además a estas camas también se les puede añadir accesorios como barandillas, lo que hace que el enfermo pueda estar seguro en la cama sin miedo a una posible caída.

Ayuda extra para enfermos sin movilidad

Cuando una persona debe pasar mucho tiempo en la cama sin moverse o para aquellos pacientes o familiares que debido a su enfermedad han perdido movilidad y pasan la mayor parte de su tiempo tendidos en una cama, es esencial una ayuda extra para evitar la aparición de escaras.

Las escaras son úlceras o heridas que aparecen debido a que el enfermo no puede cambiar de posición por estar inmóvil y el roce o la presión hacen que aparezcan.

Este tipo de afecciones son bastante molestas y es necesario evitar su aparición para darle al enfermo la mejor atención posible.

¿Existe algo que ayude a evitar este tipo de situaciones? Sí, los colchones antiescaras son la mejor solución, ya que permiten que el peso del enfermo se reparta de manera correcta, quitando presión y evitando la aparición de esas heridas.

Gracias a una cama articulada y un colchón antiescaras, podemos ofrecer una atención personalizada al enfermo, ayudándole a cuidar de su bienestar y ofreciéndole un entorno confortable y adecuado para su estado.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos