¿No sabes dónde colocar tu bici? Estudia con detenimiento todos estos soportes

¿No sabes dónde colocar tu bici? Estudia con detenimiento todos estos soportes

Si tienes una bici en casa y no dispones de mucho espacio para el almacenamiento, quizás necesites un soporte para bicicletas. Este accesorio va a pasar a convertirse en tu gran aliado, porque encontrarás el espacio adecuado para guardar tu bici, y de paso ganarás amplitud en casa, sin que estorbe el vehículo.

No obstante, encontrar el soporte ideal para la bici no es fácil, pues los hay muy variados tanto en precio como en formato y dimensiones. Vemos con detalle cuáles son los más habituales y qué ventajas ofrece cada uno de ellos.

¿Qué es un soporte para bicicleta?

Aunque es algo de perogrullo, no está de más explicar qué es un soporte para bicicleta. Se trata de un accesorio que consigue que la bicicleta se mantenga fija cuando no se está usando y que ocupe menos espacio, o al menos que interrumpa menos el paso.

Estos dispositivos suelen estar construidos de metal, aunque hay materiales variados. Tienen un aspecto rígido y una contundencia suficiente como para soportar sin problema el peso de una o varias bicicletas.

La función principal es sostener el vehículo para que no quede apoyada en la pared y así no ensuciar ningún elemento de la vivienda. Por otra parte, los soportes también ayudan a hacer cambios en la bici con más facilidad. Las ruedas quedan bloqueadas y podemos trabajar con el sillín, con la transmisión o con otros componentes de manera cómoda.

Tipos de soporte para bicis, el de pared

El soporte de bicicleta para pared es el más extendido. Es muy popular porque es muy económico y fácil de instalar. Consiste en un soporte que se ancla a la pared y que incluye dos brazos sobre los que se colocan el cuadro de la bicicleta. Esta queda fijada por el tubo superior.

Se trata de una opción muy aconsejable porque no inhabilita espacio útil de la vivienda. Se suelen colocar en superficies de poco tránsito, que no estén en el interior de la casa, como garajes o porches.

Soporte de rueda trasera

Este sistema es mucho más simple. Es una base que queda anclada en el suelo y sobre la que se apoya el eje trasero de la bicicleta. Aquí lo que queda bloqueada es la rueda trasera. La bicicleta se mantiene fija, pero la rueda delantera se puede mover y girar, también el manillar.

Soporte de techo

Un sistema que parece más complejo, también más espectacular, pero en realidad se basa en un principio básico de ingeniería, el uso de poleas. En el techo se coloca el soporte, que está conformado por dos piezas que sostienen el manillar y el sillín. Para bajar la bicicleta solo hay que accionar la manivela de la polea.

Este accesorio permite liberar espacio en superficie, pero no es el más recomendable para colocar varias bicicletas, ya que el peso que puede soportar no suele ser mayor de 20 kilogramos.

Caballete para bicicleta

No es un soporte de pared, tampoco es de rueda trasera, pero se parece a ambos. Es un sistema conformado por un caballete que incluye un gancho regulable en altura y ángulo, y de diseño universal.

El gancho atrapa o abraza el tubo superior de la bicicleta y deja libre las dos ruedas. Se puede trabajar sobre todos los componentes del vehículo, pero hay que colocar el gancho en el punto medio, para que la bicicleta quede bien equilibrada. La base del soporte es muy resistente.

Soporte antirrobo

Es un dispositivo que se asemeja mucho al soporte de pared. De hecho el sistema es el mismo, pero con el añadido de que se puede cerrar el accesorio para que la bicicleta quede inaccesible. El único modo de desmontarla será mediante una llave que abre el anclaje.

Soportes verticales

Hasta ahora todos los sistemas citados están diseñados para que la bicicleta esté situada en posición horizontal, incluso cuando están en suspensión. Pero con el soporte vertical se introduce una modificación. La bicicleta queda anclada en vertical. Se introduce una llanta en el gancho del soporte de la rueda delantera, que es la que va más arriba y esta queda fija. Es una buena opción para ocupar poca superficie horizontal.

¿Cómo elegir el mejor soporte?

En Neopren nos explican más detalles sobre todos estos tipos de soporte en la categoría de ciclismo. Pero para adelantar algo de información, conviene saber cuál es el mejor soporte posible en función de tus necesidades.

Sea cual sea la elección debes asegurarte que el accesorio ofrezca un nivel suficiente de sujeción y seguridad. Comprobado esto tocará atender a la capacidad del soporte, pues si quieres aguantar varias bicicletas, el de techo no es la mejor opción.

El diseño, además de una cuestión estética, ofrece robustez y versatilidad a los soportes. No elijas un soporte muy complejo, siempre son mejores las elecciones sencillas de utilizar y que resistan con garantías el peso de la bicicleta.

Acerca del autor

Alberto Castro

Ver todos los artículos